ABIERTO DESDE 1.987

BAR

AJOBLANCO

INTRODUCCIÓN


(Con todos sus condimentos: que no farte de ná)

Situada al suroeste de la Península Ibérica, Sevilla se levanta a pocos metros del nivel del mar en la margen izquierda del río Guadalquivir, sobre la llanura central de la provincia. Su clima pertenece al Mediterráneo húmedo, si bien su proximidad con el Océano Atlántico le “propicia” inviernos algo fríos dentro de sus amables temperaturas, si amables fueran los 45º que hemos sufrido algunos días de julio o agosto o los -2º de algunas noches de diciembre.En 1992 atravesamos una sequía de casi 5 años y en 2010 tenemos lluvias torrenciales e incluso nieve por primera vez en 54 años!. Pero la nieve no llega a esta esquina de la calle Alhóndiga.

El latir diario sevillano se debate a través del continuo tira y afloja entre la tradición y el modernismo, entre las costumbres arraigadas y el empuje del cambio perpetuo,un cambio demasiado visible,sobretodo en los últimos tiempos.La sal y la pimienta, el azahar y la yerbabuena,dejan paso poco a poco al hormigón y al asfalto que parece que quieren hacer olvidar a Sevilla sus viejos aromas,que sin embargo despiertan cuando menos lo esperas en  cualquier, rincón como si el tiempo no hubiera pasado... En este contraste caprichoso el ambiente cosmopolita cada día se adueña más de la ciudad y es el folclore añejo el que aporta ese ambiente mágico de pequeña urbe antigua pero abierta a lo por venir, al aliño futurista con aceite de oliva.

La calle Alhóndiga fué hace siglos arteria principal de la ciudad y, hoy día,continúa uniendo el propio arco de La Macarena y la calle  Mateos Gago que es la antesala de la catedral de Sevilla,con su barrio de Sta.Cruz que cuenta con numerosos restaurantes y tiendas de souvenirs.Así en uno de sus barrios más clásicos,Santa Catalina muy cerca de su iglesia y en pleno casco antiguo, Ajoblanco es un rincón que con el paso de los años ha ido configurando un ambiente distinto y cuyo único secreto se esconde en la diversidad de clientes y amigos que lo visitan. La comida y la música tienen un denominador común: lo hacemos variado y lo mejor que podemos.

Abrimos en septiembre de 1987 y las tapas a lo largo de estos 26 años siguen variando:Guisos caseros, Berenjena rellena, Choucroute, Tortillas artesanas de maíz en forma de Tacos, Nachos o Enchiladas, Lomo con tomate, Alcachofa rellena de carne, Paella, Migas de pan con ajo, Gazpacho andaluz... o el de almendra y ajo que da nombre al bar.

En música hay de todo. Raices de blues, soul o jazz, flamenco, fusión latina, pop y brasileña. Ensaladas musicales de cualquier parte del planeta, sonidos a la carta donde no falta el rock progresivo de los años 70; incluidos los grupos de aquí y de otros países europeos... aquí se puede escuchar desde canción sudamericana a John Mayall o Soft Machine, Caetano Veloso o Camarón.Música de varios continentes que "alimentan" también el oído de la clientela dispar que aquí se da cita cada día.

Situado en una zona muy flamenca, junto a la casa donde vivió el guitarrista Niño Ricardo, por aquí no deja de sonar algún cante jondo o filigrana moderna.Hace algunos años erigieron un busto al gran músico en la plaza de San Pedro En definitiva, un ambiente distendido y natural, sin apartarse de las más elementales reglas de la cortesía / simpatía y el buen rollo (un mal día lo tiene cualquiera). Quiérenos un poco, nosotros te apreciamos y respetamos: vengas de donde vengas, si nos visitas, procuraremos demostrártelo.

Te gustará la colección de carteles.

Puedes ver fotos del local y algunas otras que pueden resultar curiosas.También tenemos un pequeño mercadillo de discos de vinilo,cintas casette y libros de música.

Las imágenes de nuestras tapas se ven pinchando en cualquiera de las listas en idiomas que hay más abajo.Cada una tiene su correspondiente enlace.

                                                                                    

Español

Inglés

Francés

Italiano

Alemán 

Português